VISITA PASTORAL A KAPAWI ACOMPAÑADOS DEL EQUIPO DE TELEVISIÓN ESPAÑOLA” Pueblo de Dios”.


 El viernes pasado, llegaban a nuestra Iglesia del Vicariato de Puyo procedente de España  un equipo del  Programa  televisivo en España: “Pueblo de Dios”, enviados por Obras Misionales de España  para filmar la vida misionera de nuestra Iglesia particular de Puyo y del Vicariato de Aguarico.


Dentro de las filmaciones les invitamos a entrar en el interior de la selva y en esta ocasión a la zona indígena Ashuar de Kapawi

El Sr. Obispo de Puyo, aprovechando como cada año su visita pastoral a esta zona,  en esta ocasión le acompañaron el equipo de televisión española.

Después de vivir  en las SMP un nuevo pentecostés masivo de cerca 1000 personas, unidos por el mismo espíritu  en la diversidad de culturas y lenguas, descubrimos una vez más  el mandato misionero  de ser enviados a llevar el evangelio a todos los pueblos. Y renovados por el Espíritu seguimos nuestra misión, sabiendo que la vida es misión y la misión es vida.

Queremos como nos pide el Papa Francisco ” una Iglesia en salida”, y llegaremos a los pobres, los  más lejanos y más olvidados, porque como para Jesús ellos deben ser nuestros preferidos, y nuestra opción por la minorías no queremos que sean solo palabras.

La Hna. Creusa ya ha coordinado nuestra entrada,  y allí estamos en el aeropuerto de Shell para volar, el Equipo de televisión conformado por Ricardo coordinador y tres  compañeros más: Félix, Alberto y Julio. El día amaneció nublado pero a medida que avanza la mañana se despeja y a las 10, 30  despegamos,  en la hora de vuelo que dura el viaje se va cambiando el clima y cuando llegamos para aterrizar el piloto no tiene visión de la pista de Kapawi y el viento sopla un tanto fuerte, de manera que desiste de aterrizar allí y busca otra pista cercana en Guachirpas, donde aterriza con éxito a pesar de la amenaza de lluvia inminente. A toda prisa bajamos los viajeros,  8 personas, dos mamás indígenas con sui hijitos pequeños nosotros  y la carga.

El piloto desea regresar  rápido a Puyo, y la lluvia empieza  a ser intensa, despega rumbo de regreso  y nosotros nos quedamos  con la carga en una cabaña a lado de la pista,  hasta que escampe y podamos bajar a Kapawi. Wilson se ofrece a bajarnos en su canoa cuando escampe. Después de una hora  intentamos bajar la carga  al puerto del rio  donde nos aguarda la canoa  y en ella zarpamos a Kapawi, todo un viaje de aventura, el rio Pastaza está creciendo  así que en media hora llegamos a Kapawi, allí nos aguardan en el puerto la Hna. Fausta que con los estudiantes del Colegio  que van a subir a comer a la Misión nos ayudan a descargar y subir la carga hasta arriba donde está la misión


Dios siempre  nos socorre con su providencia, allí la Hna. Esther  está preparándonos la comida , a pesar de que se cayó y la rodilla la tiene hinchada  en horas  Julio con su botiquín de TVE le aplicará la medicina oportuna y le haremos bajar el hinchazón  y volverá de nuevo a caminar como si nada ocurrió milagritos misioneros de Dios.

Su almuerzo gustó mucho a los comensales, un rico pozole mexicano. En la tarde el equipo de filmación se pone a trabajar con la Hna. Fausta y las jóvenes del internado.

El obispo en la  se pone a confesar para el día siguiente tener la celebración de los sacramentos. Después de la misa  ya con el atardecer  cerraremos el día  con la misa y enseguida preparar la merienda donde no faltará el chorizo y embutido español. Tras una amena tertulia  de sobremesa nos iremos a dormir,  para el día siguiente estar descansados para el trabajo que aguarda.

Al día siguiente amanece con un sol que poco a poco se hace fuerte entre las nubes,  venciendo a la niebla y brillando como astro rey iluminando en todo su esplendor.

Aprovechan para salir en la canoa rio arriba por el rio Kapawari y filmar los hermosos parajes de este rincón paradisiaco y el trabajo de las misioneras visitando las comunidades.

En la tarde  tendremos la solemne eucaristía con los jóvenes que se confirmaron y los bautizos. El Catequista Chikui alcanzó a regresar de Puyo por canoa, con los que habían ido al retiro de las SMP y  nos acompañó en los cantos de esta bella ceremonia.

Todos muy contentos porque se acrecentó el número de los cristianos y de los adultos en la fe por la confirmación.

El día tercero  tenemos tiempo  para visitar el colegio Tuna donde la directora nos pidió, dar una charla a los estudiantes como solemos hacer en nuestras visitas. Después del desayuno con tortilla española de papa, hecha por el obispo, recobramos fuerzas  y a primera hora de la mañana estamos en el colegio con los estudiantes, nuestra charla se centró en la defensa de la vida y orientación de la vida de los jóvenes, explicando la gravedad del aborto, como un crimen a un indefenso  e inocente como es el niño no nacido.

Agradecieron  la información y formación que les pudimos dar  y nos despedimos de los estudiantes y profesores. Después llegamos a la plaza  en la casa comunal donde la gente se reúne como en cada visita para saludar al Obispo y presentar nuestras inquietudes. Después de su saludo  compartimos algunos puntos de interés  como el proyecto de poner el piso de cemento a la capilla y un hacer un baño en la parte del internado de mujeres. Concretamos el modo de la contraparte de la comunidad y el modo de llevar adelante el proyecto.

El equipo de televisión en todo momento no pierde la oportunidad para filmar el trabajo misionero  y aguardamos  que la avioneta entre para sacarnos a Puyo. Mientras que en Kaposi había un tiempo despejado, en Puyo llovía  por lo que no podían salir. Al final llegó el medio día, ceso la lluvia en Puyo  y pudieron volar  para según el plan y podernos sacar. Así terminó esta breve pero intensa visita en este curso pastoral al equipo misionero y a la comunidad de Kaposi que  cumplió en diciembre 20 años de su presencia. Por el momento siguen vigentes los proyectos que la misión tiene  de presencia evangelizadora en esta zona Ahusar y ayuda a los estudiantes con el comedor  e internado de mujeres.

Regresamos de nuevo con mucha paz de estos espacios alejados del mundanal ruido. Damos gracias Dios por permitirnos  cumplir el plan de la visita  y a las  hermanas del equipo misionero que como siempre nos dieron un trato excelente y fraterno. El equipo de televisión  española salía muy contento  de lo que pudieron trabajar en este puesto de misión.


Monseñor Rafael Cob García