• MEMORIA DE ACTIVIDADES 2023


    ¡Mira un resumen de todo lo que hicimos!
  • SEMANA ESPAÑOLA DE MISIONOLOGÍA DE BURGOS


    Ya puedes consultar el programa e inscribirte
  • MEDITACIÓN DIARIA


    ¡Reza con nosotros por las misiones!
  • SUPERGESTO


    La revista para jóvenes, ahora en formato 100% digital

37 DÍA DEL MISIONERO BURGALÉS

 


Queridos misioneros y misioneras burgaleses:

 

Un año más queremos seguir recordado de un modo especial a nuestros misioneros y misioneras en la 37 Jornada del Día Misionero Burgalés, que este año nos acoge el Arciprestazgo de la Sierra y lo celebraremos en Quintanar de la Sierra, el día 20 de Julio.

 

En esta jornada tendremos presentes a nuestros 482 misioneros/as que anuncian el Evangelio en los cinco continentes y junto con nuestra Iglesia diocesana, oramos y celebraremos su labor evangelizadora.

 

Todos estamos invitados a participar en las actividades:

 

Ø  La acogida será a las 11:00h en la plaza del pueblo. Quienes necesitéis, tenéis a vuestra disposición un servicio de autobús, previa inscripción en la Delegación de Misiones. Contactar en el teléfono 947/201004.

Ø  En el Salón del Ayuntamiento, comenzaremos con la presentación de los misioneros que nos acompañen este día y a continuación tendremos una mesa de testimonios.

Ø  A las 13:00h. D. Mario nos presidirá la Eucaristía. Quienes quieran concelebrar deben llevar sus ornamentos.

Ø  La comida será a las 14:30h. en Restaurante Casa Ramón (C/ Ernesto Sanz y Sanz, 1). Los misioneros que participéis estaréis invitados (El menú consta de 2 primeros y 2 segundos a elegir + postre y café) pero es necesario inscribirse para la comida en la Delegación de Misiones antes del día 14 de julio.

 

Ø  Este año como novedad queremos colaborar económicamente en un proyecto de emergencia para los afectados por las inundaciones en el Estado de Río Grande del Sur (Brasil), del misionero Santiago María Antón, Siervo de la Caridad, Guanelianos, natural de Quintanar de la Sierra.




Queremos agradeceros a todos vuestra tarea misionera. Vosotros sois la cara amable que hace visible el Reino entre nosotros.

Gracias por vuestra oración para que esa entrega se haga realidad. Os animo a seguir contribuyendo para que cada vez haya más gente que conozca la Buena Noticia.

 

Un saludo de todos los que formamos el equipo de la Delegación,

 

 


Maite Domínguez Sánchez,

Delegada Diocesana para las Misiones.


Burgos, junio 2024 

Semana de Misionología de Burgos 2024: La oración, fuente e impulso de la misión

 


Del 2 al 5 de julio se desarrollará en Burgos la Semana Española de Misionología, que llega así a su 76 edición. Se trata del encuentro de reflexión misionero con más tradición de la Iglesia en España, cuya primera convocatoria se remonta a nada menos que 1947. Un foro en el que han estado siempre muy conjuntadas la teoría y reflexión y el testimonio y la realidad misionera. La Facultad de Teología del Norte de España de Burgos, junto a la Comisión Episcopal de Misiones y las Obras Misionales Pontificias, impulsan este encuentro que, en esta edición, aborda el tema que inspira las actividades de animación misionera de este año, la oración.

Con el título “La oración, fuente e impulso de la misión”, las ponencias de la semana abordarán diversas facetas de la oración y la misión. La conferencia inaugural, a cargo de Francisco Julián Romero, Director del Secretariado del Jubileo 2025, será “Orar para entender la misión desde Dios”. El resto de las ponencias serán “Oración en la Biblia y oración con la palabra de Dios” (Marta Gracia Consolación, Universidad Pontificia de Comillas); “Oración y kerigma (Mª Judith Anderson Nokko, Misionera Verbum Dei); “Oración en Teresa de Lisieux” (Carmelo Hernández Gallo, Orden de los Carmelitas Descalzos); “Misión desde el sufrimiento” (Rafael Higueras Álamo, postulador Causa de beatificación de ‘Lolo’); “Música en misión” (Mónica Marín García, Misión Jatari); y, la ponencia de clausura, “Misión ad gentes en las proximidades”, a cargo de Consolación Isart Hernández, decana de la Facultad de Magisterio y CCEE de la UCV.

Habrá dos interesantes mesas redondas, con tres testimonios misioneros, la primera; y la segunda con las “Nuevas formas de oración y misión”, con la Red Mundial de Oración del Papa, Rezando voy y proyecto Cuatro40. Se compartirán momentos de oración y descanso y, durante la semana estará presente la exposición fotográfica de Selvas Amazónicas “Miradas sobre la misión”.

Consulta el programa completo e inscríbete aquí.

Del 2 al 5 de julio se desarrollará en Burgos la Semana Española de Misionología, que llega así a su 76 edición. Se trata del encuentro de reflexión misionero con más tradición de la Iglesia en España, cuya primera convocatoria se remonta a nada menos que 1947. Un foro en el que han estado siempre muy conjuntadas la teoría y reflexión y el testimonio y la realidad misionera. La Facultad de Teología del Norte de España de Burgos, junto a la Comisión Episcopal de Misiones y las Obras Misionales Pontificias, impulsan este encuentro que, en esta edición, aborda el tema que inspira las actividades de animación misionera de este año, la oración.

Con el título “La oración, fuente e impulso de la misión”, las ponencias de la semana abordarán diversas facetas de la oración y la misión. La conferencia inaugural, a cargo de Francisco Julián Romero, Director del Secretariado del Jubileo 2025, será “Orar para entender la misión desde Dios”. El resto de las ponencias serán “Oración en la Biblia y oración con la palabra de Dios” (Marta Gracia Consolación, Universidad Pontificia de Comillas); “Oración y kerigma (Mª Judith Anderson Nokko, Misionera Verbum Dei); “Oración en Teresa de Lisieux” (Carmelo Hernández Gallo, Orden de los Carmelitas Descalzos); “Misión desde el sufrimiento” (Rafael Higueras Álamo, postulador Causa de beatificación de ‘Lolo’); “Música en misión” (Mónica Marín García, Misión Jatari); y, la ponencia de clausura, “Misión ad gentes en las proximidades”, a cargo de Consolación Isart Hernández, decana de la Facultad de Magisterio y CCEE de la UCV.

Habrá dos interesantes mesas redondas, con tres testimonios misioneros, la primera; y la segunda con las “Nuevas formas de oración y misión”, con la Red Mundial de Oración del Papa, Rezando voy y proyecto Cuatro40. Se compartirán momentos de oración y descanso y, durante la semana estará presente la exposición fotográfica de Selvas Amazónicas “Miradas sobre la misión”.

Consulta el programa completo e inscríbete aquí.

Muchos misioneros dieron su vida por la fe en Costa de Marfil


Es lo que dice el vídeo de este año de Vocaciones Nativas que muestra, de una forma muy clara e impactante, cómo los jóvenes sacerdotes de los territorios de misión, como Costa de Marfil, son los sucesores de la valentía y la entrega de aquellos hombres y mujeres que entregaron sus vidas por el Evangelio. Es el vídeo que promueve la campaña de Vocaciones Nativas del próximo domingo 21 de abril.

“Muchos misioneros han muerto para que la fe católica pueda arraigar en este país nuestro”, dice el padre Jean Noël Gossou, director nacional de las Obras Misionales Pontificias en Costa de Marfil. Y lo dice mientras, detrás, se suceden las imágenes de la primera parroquia que fundaron los misioneros en su tierra, la de San Antonio de Padua. “Realmente nos ayudaron, impulsaron la fe y la aumentaron en Costa de Marfil. Este Evangelio es lo que ayudó a nuestros padres a ser cristianos. Abandonaron fetiches y se entregaron a Jesucristo”, dice el padre Norbert Ake, profesor del seminario mayor de la diócesis de Grand-Bassam.

Los dos primeros misioneros que llegaron a las costas de este país de África occidental fueron los padres Alexandre Hamard y Emile Bonhomme. Era el 30 de diciembre de 1895 y en las imágenes del vídeo se puede ver un pequeño monumento en el patio de la parroquia que recuerda aquella fecha. El padre Bonhomme escribió aquel día contando cómo “el rey sentado sobre un madero, me recibió rodeado de toda su corte (se refería al rey de Moussou, que todavía hoy tiene sucesor). Eres, me dijo, la primera persona blanca que ha entrado en mi reino. Vienes a hacerme bien, estoy feliz, espero que me traigas buena suerte a mí y a mis súbditos. Elige el lugar más adecuado para construir tu cabaña. Te lo daré como regalo”. Aquella primera acogida cariñosa se acabaría tornando en enemistad cuando los misioneros empezaron a enfrentarse a las prácticas locales contrarias al Evangelio, y sobre las que la administración colonial francesa había hecho la vista gorda: los sacrificios humanos, la esclavitud, la poligamia… Aún así no se desanimaron.

“Este es el trabajo que han hecho los misioneros pero este trabajo continúa con nosotros los sacerdotes nativos que estamos en el lugar y que intentamos continuar con el fantástico trabajo que hicieron todos los misioneros”, señala hoy el director nacional de OMP de Costa de Marfil. Fueron un verdadero ejemplo que ha hecho que el crecimiento de la Iglesia en Costa de Marfil haya sido espectacular. En los últimos 40 años, madurada la fe, se ha duplicado el número de diócesis y han pasado de 153 sacerdotes a 1.573, y nunca han estado solos. El Papa les ha acompañado a través de la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol, que ha sostenido con más de 16 millones de euros, una media de 315.000 euros al año durante esta mitad de siglo, destinados a las vocaciones nativas.

Como explica en el vídeo el padre Thomas Camara, profesor del Seminario Mayor de Abiyán, la capital del país: “los jóvenes sacerdotes de África son personas que no provienen de familias adineradas y siempre necesitan esta ayuda de la Iglesia”. Una ayuda que es de gran importancia y utilidad para el seminario, añade: “Obras Misionales Pontificias primero nos ha ayudado en la construcción de nuestros edificios y ahora en la formación de nuestros jóvenes”. Jóvenes como Douglan Koné o Jean-Philippe Akret, que manifiestan su gratitud: “Gracias por esta preocupación y también por esta cercanía, porque sentimos que no estamos al margen y que la Iglesia también piensa en nosotros, piensa en la formación de sus futuros pastores”.

Ellos mantienen el impulso de llevar la Buena Nueva hasta los confines de la tierra, que comenzó con el envío de los Apóstoles y que llegó a ellos con aquellos primeros misioneros, sin importar lo que costara. Solo de la Sociedad de Misiones Africanas fallecieron por fiebre amarilla, otras enfermedades o incluso asesinados nada menos que 78 misioneros hasta 1999. Una lista que podría aumentar con la Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de los Apóstoles, la rama femenina de esta Sociedad, y con otras congregaciones y misioneros que se fueron sumando a la evangelización. Aquellos misioneros pusieron en marcha el embrión del sistema educativo de Costa de Marfil. Recorrían los pueblos, compraban esclavos para liberarlos y levantaban escuelas para acoger a niños, que aprendían a leer, escribir y contar. Niños que se convertirían en catequistas, sí, pero también en la primera generación con posibilidades de guiar el destino de su país, en una sociedad internacional cada vez más compleja. Para financiar aquellas escuelas crearon fábricas de ladrillos e incluso levantaron una plantación de cacao de 150 hectáreas. Y, poco a poco, el Señor despertó la vocación en el corazón de los jóvenes marfileños. Se ordenaron los primeros sacerdotes y aumentó el número de religiosas. Ahora la Iglesia de Costa de Marfil está ya en sus manos. Por eso, como concluye el vídeo, las vocaciones son el mejor legado que los misioneros pueden dejar en la misión y la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol, una de las cuatro Obras Misionales Pontificias, la que impulsa la campaña de Vocaciones Nativas, seguirá ayudándoles cada año, a ellos y a todas las vocaciones de los territorios de misión, ¿colaboras?


OMPRESS-COSTA DE MARFIL (11-04-24)

“Caminar por Honduras es arriesgar la vida”

 

Matías Gómez, sacerdote de la OCSHA en Honduras


Este domingo es la Jornada de Hispanoamérica, el día en el que se celebra la especial vinculación misionera que une a las Iglesias de América y España. Con el lema “Arriesgan su vida por el Evangelio” esta jornada recuerda a todos los misioneros allí, especialmente a los sacerdotes diocesanos de la OCSHA -que este año cumple su 75 aniversario-. Misioneros como Matías Gómez, que arriesga su vida por el Evangelio en San Pedro Sula (Honduras), uno de los lugares más violentos del mundo.

“La violencia está por todos lados, es raro el día en el que las noticias no dicen que han asesinado a una familia, a alguien que iba por la calle…”, explica el sacerdote de la OCSHA (Obra de Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana) Matías Gómez, que llegó a San Pedro Sula hace 18 años. Según explica, en la raíz de la violencia está la pobreza extrema, la droga, la desestructuración familiar, la extorsión... Es un caldo de cultivo para las maras y las caravanas de emigrantes. “Lo peor es que todo queda en la impunidad”.

La semana que viene irá a confesar a una zona extremadamente violenta. “Cuando uno pasa por esas zonas tiene que encender las luces del coche, esa es una señal de que la persona que camina es del lugar". Además, tiene que bajar las ventanillas del coche para que los muchachos que vigilan las calles puedan reconocerle cuando circula. "Cuando uno pasa por estos lugares, sabe que se está exponiendo".

El padre Matías no quiere quedarse de brazos cruzados, quiere ser parte de la solución. Y por eso entrega la vida para anunciar a Cristo. "El Evangelio aporta esperanza, es la alternativa a todo esto", explica el misionero. Y por ello, evangeliza en todos los poblados, con bastante precariedad dada la falta de sacerdotes. Además de toda la labor pastoral, la diócesis lleva adelante el Hogar San Rafael, creado por un misionero alemán para acoger a niños abandonados, carne de cañón para las maras. "Muchos niños viven de pequeños en abandono, tienen que buscar la vida como pueden. Las maras les ofrecen lo que en su casa no les han dado, incluso cariño, y la posibilidad de estudiar. Todo esto se lo van cobrando poco a poco después", explica. Por suerte, gracias al Hogar hay niños que se están librando. "Llevamos niños en total abandono y hoy son hombres de bien que están haciendo una vida normal, como cualquier otra persona."

El misionero murciano reconoce que no es fácil. "Mentiría si dijera que no tengo miedo", explica. "A veces decimos cosas que a los de alrededor no les cae bien, pero no por eso voy a dejar de evangelizar". De hecho, reconoce que tiene en mente a San Óscar Romero, que fue asesinado mientras celebraba la Misa. "Muchas veces pienso: ¿será este el momento? Es algo que tengo muy grabado". Sin embargo, no se queda paralizado. "Si le metes miedo a todo esto no avanzamos, hay que dejar el miedo al lado y seguir avanzando", explica. "Animaría a todos a que no tengan miedo de arriesgar la vida por el Evangelio, es lo más grande y hermoso que podemos hacer". Asimismo, anima a los sacerdotes diocesanos de España a dar el salto a la misión.
 

"Arriesgan su vida por el Evangelio"

El sacerdote Matías Gómez encarna el lema de la Jornada de Hispanoamérica de este domingo, “Arriesgan su vida por el Evangelio”. Una Jornada organizada por la Conferencia Episcopal Española (CEE) para recordar a los sacerdotes, religiosas y religiosos, consagrados y laicos misioneros en Latinoamérica (el 66,7% de los misioneros españoles están allí), pero en especial a los pertenecientes a la OCSHA, que este año cumple su 75 aniversario. La Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación con las Iglesias ha elaborado una carpeta con información documental para este Día de Hispanoamérica. Este domingo, las colectas de las Misas se destinarán a ayudar a los sacerdotes de la OCSHA (el año pasado, los españoles colaboraron con 59.657,49€).

“Casi 6.000 misioneros españoles están trabajando en Hispanoamérica, y a veces en situaciones muy complicadas”, explica José María Calderón, director de Obras Misionales Pontificias, y secretario de la Comisión para las Misiones y Cooperación con las Iglesias. “Todos ellos gastan y desgastan su vida por ayudar al prójimo para que se encuentre con Cristo”, explica. “No te olvides de rezar por ellos, para que el Señor les ayude”.
    Fuente: Prensa OMP España

El encuentro «VEM» se enriquece con una gran yincana por la ciudad


 Los niños que acuden a las catequesis de confirmación en las parroquias se han vuelto a reunir para celebrar su encuentro diocesano anual.

 

La Asamblea Diocesana, el plan de pastoral y los nuevos estatutos de la curia indican caminos para que las distintas delegaciones y secciones de pastoral trabajen de forma conjunta. Una propuesta que, no obstante, vienen desarrollando desde hace once años las delegaciones diocesanas de Catequesis, Pastoral Vocacional y Misiones, cuando lanzaron el encuentro «VEM», una jornada de reunión y formación para los niños que acuden a las catequesis de confirmación en las parroquias de toda la archidiócesis.

 

Aunque el encuentro mantenga su esencia, en la última década ha sabido adaptarse a los tiempos. Tuvo su versión online durante la pandemia y hoy, aprovechando el encuentro de la fundación Manjón y Palencia en el Fórum Evolución, ha desarrollado una yincana por todo el centro de la ciudad. Así, catequistas y padres de estos niños han podido conocer los trabajos de los colegios diocesanos mientras que los peques han disfrutado con juegos y pruebas de habilidad en distintos emplazamientos del casco histórico.

 

La yincana ha seguido un itinerario en cinco puntos estratégicos y han servido como excusa para hablar de los talentos (en el Teatro Principal), la historia de la Salvación (en el arco de Santa María), la justicia social (frente al Palacio de Justicia), la educación (en el instituto Cardenal López de Mendoza) y la evangelización (en el monumento al descubrimiento de América del paseo del Empecinado). Una vez completado el itinerario, los niños han proseguido su jornada en el Seminario de San José, no han faltado los habituales talleres sobre «vocación, eucaristía y misión», los tres pilares sobre los que gira este encuentro «VEM». La cita, en la que también ha participado el arzobispo, don Mario Iceta, se ha completado con una comida compartida y un momento de oración.

 
 

«Este encuentro sigue teniendo acogida entre las parroquias y es una oportunidad para que los chicos se sigan viendo en otros contextos diferentes a las catequesis en sus comunidades», explica Enrique Ybáñez, delegado de Pastoral Vocacional. «Es un encuentro tradicional que cuenta ya con once años de experiencia y que sirve para que los niños profundicen en la vocación, la eucaristía y el mundo de las misiones».

 

Le preguntamos a Maite que han hecho en el taller de Misión: esté año hemos contado con él testimonio del misionero Luis Carlos Rilova, sacerdote del IEME en Zimbawue, y en nuestro taller no puede faltar la música de otro misionero conocido por todos como Richi que forma parte de nuestro equipo de misiones, sus canciones misioneras nos invita a viajar por el mundo entero. Y para acabar la tarde contamos con el juego de “Comparto lo que soy” que animaron Charo, Mirian y Merche que forman también parte de ese equipo de misiones.

 

Fuente: Arzobispado de Burgos

CAFÉ MISIONERO


El “Café Misionero” es una de las actividades programadas por la Delegación para las Misiones de Burgos en este año 2024 y se realizó el martes 23 de enero en la Delegación.

Un grupo de misioneros y misioneras de la Diócesis de Burgos regresados de su “misión” por diferentes motivos, participaron en esta actividad.

Tras un pequeño resumen de la historia de la Delegación desde sus comienzos en el año:             hasta la actualidad, las Campañas misioneras que se realizan y una oración recordando a Santa Teresa de Calcuta que invita a ser sembradores de hermandad, fraternidad y paz, se recordó a tantos misioneros que dieron y dan su vida cada día al servicio del Evangelio y de los más necesitados.

Un estupendo café con pastas acompañó los momentos de presentación de cada uno de los asistentes y algunas de las experiencias vividas en misión.

2 misioneras de la Caridad de San Vicente de Paul: María (Chile) y Nati (33 años en Rep. D. Congo y Chad)

2 misioneras Hijas del Calvario: Florentina (34 años en Colombia) y Casilda (23 años en Colombia)

2 sacerdotes diocesanos: Abilio (21 años en Venezuela) y Javier (51 años en Venezuela)

Del Instituto Secular Alianza en Jesús por María: Crescen (Ecuador, y otros países de América y Costa de Marfil y Senegal de Afríca)

De la Asociación OCASHA-Laicado Misionero: Charo (3 años y medio en Rep. Dominicana)

De Franciscanas Misioneras de María: Gerarda (Mauritania y Senegal)

Eduardo, sacerdote diocesano y Consiliario de la Delegación y Maite, su Delegada.

Se palpaba la alegría de haber sido llamados por Dios para anunciar el Evangelio, y la añoranza de años de entrega, de recuerdos de personas, comunidades, equipos, situaciones, tareas, congregaciones con las que se trabajó, países, continentes… Como alguien comentaba: “…yo quería ir a África… pero no pudo ser”.  Se constató la abundancia de vocaciones en la actualidad en muchos lugares del mundo mientras que en España se ha reducido considerablemente.

Ahora aquí también se vive la misión en la familia, con los enfermos y mayores, acompañamiento, colaborando en la formación y animación misionera… lo importante es escuchar la llamada intentando cumplir la voluntad de Dios aquí o en la otra orilla.

Se vio el interés y disponibilidad en participar en los encuentros de Café Misionero que serán una vez al trimestre y en otros encuentros, como la visita a una Comunidad de Vida contemplativa y el retiro de Cuaresma que ya se está preparando.

Gracias por este Encuentro y por los que vendrán. Que siempre estemos dispuestos a trabajar por el Reino siendo testigos del amor de Dios con nuestras palabras y obras.

 

La Delegación Diocesana para las Misiones

JESUS NACE PARA TI

 


¿Alguna vez has llevado una estrella encima de ti?

Cada víspera de la navidad, cientos, miles de niños salen por las calles de nuestro país y de otros lugares del mundo (también en nuestro pueblo) con una sencilla estrella, que cuando ven a una persona se la pegan en la solapa de su abrigo con la felicitación: ¡Feliz Navidad! ^

Esta acción que se denomina Sembradores de estrellas, nos recuerda que todos estamos llamados a iluminar el mundo en el que vivimos. Y no sólo con unas luces externas, resplandecientes o parpadeantes, sino con un brillo que brote desde el interior. El motivo será lo escrito en cada estrella que te ponga una niña o niño en tu cazadora: Jesús nace para ti.

Y ese es el sentido de la Navidad. La pasión de un Dios que por amor a ti y a mí, quiso hacerse carne, humildad y sencillez, para que en nuestras flaquezas y debilidades sepamos descubrir que Jesús es Enmanuel, el Dios con nosotros. Y eso nos hace brillar. Y eso nos lleva a la comunión. Y eso nos ha de llevar a la acogida y al compartir. Y eso nos ayuda para acercarnos a las debilidades de nuestro mundo y cambiarlas. Porque la Navidad es una oportunidad para renacer. ¡Sí! Para descubrir si brillamos o estamos apagados, si nos abrimos a los demás o estamos encerrados en nosotros mismo. Porque en Navidad descubrimos que Dios quiere salir de sí mismo y se hace niño, lo más inocente de nuestro mundo. Y eso se contagia, igual que la luz, sin perder ni un ápice de intensidad y multiplicando la vida a nuestro alrededor Y tú, esta Navidad, ¿qué quieres hacer?


Fuente: Parroquia de Villarcayo