Agradecimiento a la colaboración del gesto solidario con el Vicariato de Puyo


       Queridos amigos solidarios con el proyecto, que junto a la Exposición de las Edades del Hombre, este año, sobre Eucaristía, se os proponía, ayudar para la construcción de una capilla en ​u​na comunidad indígena en la selva del Ecuador .

Ciertamente que tener un lugar digno para la celebración de este misterio de la Eucaristía, centro y culmen  del culto cristiano  en nuestra Iglesia católica, es un gran desafío en un territorio de misión como el que vivimos  en nuestro Vicariato de Puyo.

Queremos agradecer a todos los que han contribuido para hacer  realidad este sueño. Aun me acuerdo cuando me escribía José Luis Lastra comunicándome que con ocasión de las Edades del Hombre en Arand​a ​de Duero, habían pensado escoger un lugar donde hubiera un misionero burgalés de la Ribera de nuestra arquidiócesis que presentara un proyecto y que tuviera relación con lo que representaba la exposición.  Que llevara a la gente al visitar la exposición​ a ​tener un gesto solidario como compromiso de esa caridad cristiana que debemos demostrar los cristianos con nuestras buenas obras, y este compromiso asumido especialmente a nivel de Diócesis por las parroquias.

​Como misionero burgalés en la selva Ecuatoriana propusimos el proyecto de construir  una capilla en Putuimi,  comunidad indígena Kichua en nuestra  selva.

Cuando ya se ha clausurado la Exposición de las ​E​dades del Hombre que tuve la suerte de visitar este verano pasado, quiero felicitar a los que organizaron esta exposición por sus éxitos y frutos que ha dado, y especialment​e​ agradecer al equipo del arciprestazgo de Aranda de Duero con su representante en la persona del arcipreste D. José Luis Lastra, por todo su esfuerzo como a todos que  han colaborado  con su ayuda económica generosa, para poder recibir el donativo  de 13.310 euros que nos han hecho llegar, una ayuda valiosísima  que hará posible tener la comunidad de Putuimi una capilla digna donde celebrar la eucaristía​.​
​​Quiero agradecer de todo corazón a la Archidi​ó​cesis de Burgos en la persona del Sr​.​ Arzobispo por aprobar este proyecto y a todos los católicos que han puesto su granito  para llevar a cabo esta obra. Que Dios les pague y les bendiga, nosotros con un corazón misionero les invitamos a visitarnos y en su día les enviaremos  la foto de la obra que  ahora comenzaremos.
​        ​
Un abrazo misionero para todos de parte también de la comunidad indígena  beneficiada, que alegre y agradecida  espera  ver su sueño  realizado.

Fraternalmente
Mons. Rafael Cob García
Obispo del Vicariato de Puyo