Cristo nos pide una "Conversión" personal y eclesial que nos haga misioneros

                                 CUARESMA 2015: Carta Pastoral     



La cuaresma tiene como sonido de fondo y como eco repetitivo que retumba en el túnel de  nuestra vida : Conversión, conversión, conversión….
Hay muchas clases de conversión, personal, social, comunitaria, eclesial, pastoral, ect. pero toda conversión tiene un dominador común: renovación y cambio.
Vemos los grandes esfuerzos que está haciendo el Papa Francisco por realizar una renovación y cambio en nuestra  Iglesia Católica , ha entendido que  el cambio  que nos pide hoy nuestra realidad , no es un cambio superficial, de maquillaje o externo, sino profundo, desde las interioridades del corazón, desde las raíces y el tronco, y que llegue a las ramas, que llegue a las estructuras.

1.-Consciente de nuestro mal que hacemos.

Debe hacernos caer en la cuenta  para nuestra conversión personal , que debemos ser conscientes y asumir nuestros  errores, como en el primer pecado del paraíso, por el que Dios pide una explicación., no podemos echar la culpa a los demás de nuestros errores  personales  y decir “la serpiente me engañó, la mujer  que me diste por compañera me dio y comí “… Gn3,9ss. no asumiendo nuestra responsabilidad . es una actitud  infantil . Igualmente vemos en el pecado de Cain, primer pecado fratricida, que mata a su hermano Abel por envidia, cuando Dios le reclama:” ¿Dónde está tu hermano Abel? y Cain respondió: no lo sé, ¿acaso es mi obligación cuidar de mi hermano? ,Dios le responde, la sangre de tu hermano que has derramado, me pide a gritos que haga  justicia” Gn4,8-11 .Cain quería ocultar su pecado  cuando para Dios todo lo ve hasta los mas ocultos de nuestros pensamientos, Cain  no asumía su responsabilidad, al dejarse llevar por su envidia por la que mató a su hermano, ya le había advertido Dios: “¿ porque te enojas? Si hicieras el bien pero no lo haces,el pecado está esperando el momento de dominarte. Sin embargo tu puedes  dominarle a él”. Gn.4,6-7.

El primer paso de la conversión es reconocer  con sinceridad y humildad nuestro mal y asumir con valentía, qué necesitamos cambiar y cor regirnos. Podemos vencer la tentación, podemos evitar el pecado  y vencerlo. Para ello debemos hacer lo bueno ,lo que agrada a Dios.

2.- Conscientes de las consecuencias del mal que producimos, no basta  asumir el mal que hicimos, también debemos saber que el pecado personal tiene consecuencias,  no solo personales ,sino también comunitarias y sociales. “la tierra se vuelve estéril, se pierden los privilegios adquiridos y es expulsado  del paraíso .

En un accidente de transito cuando nosotros chocamos con otros por nuestro mal manejo  y causamos males a otros ,asumimos las consecuencias  que produce ese golpe.

Cuando nosotros no somos responsables en nuestra misión que nos han confiado, esa irresponsabilidad  trae consecuencias negativas  a los demás, dígase en la familia o en el trabajo, etc…cuando el papá o la mamá no cumplen con su misión de padres, las consecuencias también llegan a sus hijos, cuando el estudiante, el profesional , el gobernante  etc… no cumple la tarea que se le ha encomendado las consecuencias las sufre el pueblo. Esto lo podemos aplicar a todos los niveles, familiar, comunitario, social y eclesial o institucional.

La mejor receta para nuestra conversión personal. Necesitamos ser conscientes  que para un cambio, una verdadera  conversión y para ser mejores, debemos, con sinceridad, humildad y valentía, asumir nuestros errores y pensar en las consecuencias que producen.

3.- La Conversión también necesita ser  social y eclesial

Si miramos a nuestro mundo vemos que necesita una verdadera conversión social, los valores se han ido perdiendo, la moral y la ética ha caído en un relativismo, que nos hace perder el horizonte, la objetividad de saber dar el justo valor a las cosas y a los comportamientos humanos, ya nos advertía el Papa Benedicto XVI, uno de los males más grandes de nuestro tiempo es el relativismo moral, que nos puede llevar a perder la conciencia de pecado y ésta será una causa grave  por la que poco a poco se vaya desmoronando interiormente nuestras fortalezas espirituales  y  humanas del hombre, y no sabremos afrontar los males a futuro, Estaríamos en un mar turbulento, en el que como por  una grieta  en nuestro barco, se vaya metiendo el mal y que nos podría  hacer naufragar. Por ello creemos que la conversión social para que sea verdadera y eficaz, solo se podrá, hacer si comienza por los mismo ciudadanos que somos miembros de esa sociedad. Comencemos por una conversión personal.
La Iglesia no está al margen de la situación  social que vive nuestro mundo, fue creada por Jesús para ser instrumento de salvación en el mundo, por ello, también ella necesita hacer una conversión autentica. Y por lo tanto necesitamos una conversión eclesial y  como toda conversión  exige una renovación  desde su interior.

Quisiera que nos dejáramos iluminar por el magisterio de los Obispos de Latinoamérica en Aparecida, que sin duda alguna, es el mejor referente iluminador que tiene ahora nuestra Iglesia  de América junto con la  Evangelii Gaudium del Papa Francisco.

Después de 50 años del Concilio Vaticano II, vemos que él presentó  la conversión  eclesial como la apertura a una permanente reforma de sí, por la fidelidad a Jesucristo. Pablo VI en la Evangelium Nunciandi pide que  la Iglesia se examine a sí misma, vea que le es propio de su misma naturaleza, frente al espejo del modelo que Cristo la dejó , y asuma sus compromisos.

Aparecida comienza analizando la realidad  mirando  con ojos de pastores, y constata que estamos en un Cambio de época, cuyo nivel más profundo es el cultural.” nuestra mayor amenaza es el gris pragmatismo de la vida cotidiana de la Iglesia  en el cual aparentemente todo procede con normalidad  pero en realidad la fe se va desgastando y degenerando en mezquindad” nº12, la preocupación de Aparecida después de ver la realidad  es encontrar el  cómo,  para alcanzar los cambios que necesita nuestra Iglesia.” A todos nos toca recomenzar desde Cristo, reconociendo que no se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea  sino por el encuentro con una Persona, que da nuevo  horizonte a la vida” América con su  rico tesoro, su patrimonio  mas valiosos de la fe  en Dios amor …corre el riesgo de seguir erosionándose y diluyéndose y se plantea entre elegir caminos de vida o de muerte.
               
4.-Cristo nos espera convertirnos en sus misioneros.

Pero el continente de la esperanza  mira a Cristo que dice “ No tengan miedo “ Mt. 28 ",porque buscan entre los muerto al que está vivo?" Lc.24,5.

Nos alientan los signos de la victoria de Cristo resucitado, mientras suplicamos la gracia de la conversión y mantenemos viva la esperanza que no defrauda. Nº14 ,Ap

El cómo de hacer una verdadera conversión eclesial, pasa por el lema de Aparecida: “ ser y hacer discípulos misioneros de Jesucristo para que nuestros pueblos  tengan vida en El.
               
En el capitulo 7 de Aparecida en el nº 365 nos invita a la conversión pastoral  y renovación misionera de nuestras comunidades. “Ninguna comunidad debe excusarse de entrar decididamente  en los procesos  constantes de renovación misionera y de abandonar estructuras caducas que ya no favorecen la trasmisión de la fe” nº 365, estamos llamado a una actitud de permanente conversión pastoral, escuchar lo que el Espíritu va diciendo a través de los signos de los tiempos nº 366.

La conversión de los pastores nos lleva a vivir la espiritualidad de comunión y participación.

La conversión pastoral requiere que las comunidades  sean  comunidades misioneras en torno a Jesús maestro y pastor... exige que se pase de una pastoral de mera conservación a una pastoral decididamente misionera” nace de ello una actitud de  comunión,apertura, dialogo y disponibilidad…nº 370

La conversión personal y pastoral se convierte  en llamado a la misión, a despertar  un gran impulso misionero que ponga a la Iglesia en estado  permanente de misión  nº 551  Necesitamos un nuevo Pentecostés, salir al encuentro, por ello el Papa Francisco quiere una Iglesia en salida.

                               Impostergable renovación eclesial y misionera

Dice el Papa :Sueño con una opción misionera capaz de transformarlo todo , la reforma de estructura exige la conversión pastoral y solo puede entenderse si se vuelven más misioneras como decía Juan Pablo II, toda renovación  en la Iglesia  debe tender a la misión como objetivo para no caer  en una introversión  eclesial”  

La parroquia orientada completamente a la misión “ no es una estrutura caduca,…las parroquias alientan y forman sus miembros para que sean agentes de evangelización. Es comunidad de comunidades… y centro de constante  envío misionero  nº 28 EG

Cada Iglesia particular  bajo la guía de su obispo  está llamada a la conversión misionera.”nº 30 EG  .                                                                                                                            
                El Papa en su mensaje cuaresmal dice :”La cuaresma es un tiempo de renovación para la iglesia, para las comunidades  y para cada creyente, pero sobre todo es un tiempo de gracia.”

Aprovechemos este tiempo de gracia, así nos lo dice la palabra de Dios “Reconciliaos con Dios; ahora es tiempo favorable, ahora es día de salvación”( IICor.6,2) es tiempo  propicio  para dejarnos servir por Cristo y así llegar a ser como El”

Nuestra Iglesia empezó un camino  con su proyecto pastoral de Santas Misiones Populares el mismo que nos lleva a esta conversión misionera, pasando por una conversión personal y eclesial. No olvides tú eres Iglesia  y nuestra Iglesia  o es misionera  o no es la Iglesia de Jesús .

Cristo misionero nos quiere misioneros. por ello te ama, te llama, te consagra y te envía. Superando la indiferencia vayamos con valentía al encuentro del hermano necesitado. Sea una cuaresma que nos renueve en la oración y en la caridad, hacia una conversión globalizada.
Rafael Cob

Monseñor Rafael Cob García