HACIA UN NUEVO ESTILO EN LA EVANGELIZACIÓN.

Padre D. Jesús Espeja, Dominico



Comenzó la charla  realizando un análisis a partir del Concilio Vaticano II.

Un análisis primero que hizo fue que no hay evangelización sino encarnamos la Iglesia en el mundo. Y uniendo su ponencia con la que Eloy Bueno afirmó ayer, ha comentado que si la encarnación continúa en el mundo, la resurrección también.

Dios se autocomunica  como amigo a todos los seres humanos. Jesucristo es el centro de la Revelación. No vamos a un mundo que está inundado por el mal, sino que también está ahí Dios. Las formulaciones no agotan el contenido de la fe. la Iglesia se solidariza con el mundo corriendo sus mismas aventuras. Nada humano es ajeno a la Iglesia.
GS 4 «Para cumplir esta misión es deber permanente de la Iglesia escrutar a fondo los signos de la época e interpretarlos a la luz del Evangelio, de forma que, acomodándose a cada generación, pueda la Iglesia responder a los perennes interrogantes de la humanidad sobre el sentido de la vida presente y de la vida futura y sobre la mutua relación de ambas. Es necesario por ello conocer y comprender el mundo en que vivimos, sus esperanzas, sus aspiraciones y el sesgo dramático que con frecuencia le caracteriza. He aquí algunos rasgos fundamentales del mundo moderno».
GS 11 “En los signos de los tiempos se hace presente el Reino de Dios”. Hay que partir del mundo concreto.
Una ley escrita en el corazón de cada persona. La orientación del ser humano hacia el bien, entra primero la conciencia y segundo la libertad. Es urgente hoy formar las conciencias, enormemente deformadas por los Medios de Comunicación.
El Concilio Vaticano II es ecuménico. El Concilio lo hacen sobre todo europeos.
Pablo VI: La Iglesia de los samaritanos.
Caritas in Veritate: Si no se recupera el regalo del don, no hay salida. El gran problema: el de la fe y el de la misericordia eficaz.
Ante el momento de hoy, tenemos en Europa: el ateismo y el agnosticismo. Analizar que Dios hablamos con nuestra conducta
En América: la idolatría. No es que no haya religiosidad. La tenemos junto con la injusticia. La esperanza es un problema, se nos está muriendo en nuestras manos. En la sociedad y en la Iglesia ¡nos sobra resignación, tenemos miedo!
Es un momento fenomenal. Saber dar razones para vivir y para esperar, nos dice el CV II.

Desde su análisis y su experiencia nos expuso su trayectoria:

Vallecas (1978-1988).

Necesidad del diálogo con las víctimas. ¿Por qué? Debido a que los religiosos estamos muy separados de la realidad. Problema: la gente que venía de los pueblos integrarse en la ciudad. Había desajustes de trabajo, viviendo, vida… En este contexto ha de situarse la Iglesia. En1975 1ª Asamblea de Vallecas, con el Obispo. «La Iglesia somos todos, y entre todos la tenemos que hacer». Vamos abrir camino entre todos. Una Iglesia realista y en marcha. Una Iglesia sensible con la gente y testigo fiel de Jesucristo.
Había que situarse donde estaban los asistentes. Miraban a Dios como el policía. En el terreno de la sexualidad caos total. Mentalidad de antes, con las prácticas sexuales de ahora.
Los sacramentos, profesiones públicas de la fe.
Renovación mística de la Iglesia.

- Ya no se hacía nada con rúbricas, ni prácticas. Se nos exige una pastoral totalmente distinta.
- Necesidad de un catecumenado para los sacramentos de Iniciación cristiana. ¡No adoctrinamiento, sino acompañamiento para que la gente decida!
- Lo importante de la ciencia. Traíamos a sexólogos, médicos.
- Confusión sobre las verdades fundamentales del cristianismo: ¿Quién es Dios? ¿Qué son los sacramentos?

Cuba (1989-2007)

Situación de cuba 1959. Revolución socialista-marxista. Después de 50 años. La ignorancia del pueblo es enorme. Necesidad de pluralidad en un régimen dictatorial.  
- Diálogo con profesores marxistas.
- La humanidad algo necesaria para entender la realidad.
- La motivación de su rechazo contra el Cristianismo, es porque la Iglesia cristiana: evasivo de los problemas, para intoxicar a los pobres, justificando las injusticias. Apertura desde Jesucristo que viene a todo el mundo.
- La dignidad de la persona humana, es el centro de la evangelización. La divinización, en el fondo es la humanización. (S. Gregorio Nacianceno)
- La referencia de todo evangelizador es el ser humano.

España (2007-2015).

En 1971 tuvo lugar la Asamblea conjunta de obispos. A partir de esta contextualización:
- El mundo moderno ya está aquí, dentro de casa. El mundo moderno significa un paso adelante. Gracias a la ciencia y a la técnica, los hombres alargan la vida. Libran a la religión de las supersticiones. La sociedad española ha obligado a la Iglesia a renovar su relación con el estado.
- La sociedad española en proceso de secularización.
- Nos cuesta salir del nacional-catolicismo.
- El problema no es el ateismo combativo, sino la indiferencia activa.
- Se gesta un modelo humano de consumidor, posesivismo, afán de placer, individualismo feroz. ¡este sistema es malo en su raíz! (Papa Francisco) La religión cristiana, una realidad entre otras.

Tienes que profetizar de nuevo. (Ap 10,11).
Hemos de recordar que el Apocalipsis es dirigido  a una Iglesia cansadísima.

- De la imposición al diálogo: los cristianos han de tener una mentalidad de cambio.
- Ser siendo sal: “No se puede ser luz sin ser sal”. La sal se mezcla con los alimentos, dando así nosotros un sabor evangélico. El problema es la fe que tiene la Iglesia, ya que para muchos creyentes la fe es la mera aceptación de lo que les dicen. La verdadera fe afirma el ponente que es la apertura de toda la persona que se abre en nosotros.
- “Nuevo ardor”: la vida de fe.
- De qué Dios hablar y cómo. Afirma el apóstol San Juan: A Dios nadie lo ha visto jamás, ¡ero cuantas imágenes fabricamos de Él! Ratzinger hablaba también de cómo no podemos convertir a Dios en un sucedáneo nuestro.
- De una moral prioritariamente preceptiva a una moral prioritariamente indicativa. La Iglesia debe hacerse realmente visible en nuestra sociedad española. No debemos tener la moral de “pepinillos en vinagre” o estar “echando todo el día broncas”. Debemos recordar frente a nuestros problemas y dificultades las palabras del profeta Jeremías: Abrir los ojos, «levantar la cabeza, se acerca vuestra liberación» (Jer 33,15)
- La esperanza teologal. Ya que la fe se apoya en Dios. En nuestros problemas, como Jesús en su agonía deberíamos decir: «Te doy gracias, Padre…».
Hay que destacar el final de la charla, muy bien traída la frase evangélica mencionada: «Ánimo, yo he vencido al mundo». (Jn 16,33)

Apuntes de Seminaristas de la Charla de hoy día 6 de marzo del Padre Jesús Espeja Pardo, Dominico