Mari Sol, misionera burgalesa en Brasil nos deja un mensaje para Infancia Misionera.

          Después de 5 meses pasados en Burgos acompañando a sus padres ya de edad avanzada, y regresando de nuevo a São Paulo, Brasil, nos deja un mensaje ante la proximidade del día de la Infancia Misionera. (En estos meses pasados en Burgos ha estado colaborando en la Delagación). Gracias Mari Sol y un buen trabajo misionero en las periferias de S. Paulo. Aquí colocamos sus palavras:
             "Queridos amigos y amigas de Infancia Misionera:
              Soy Marisol, una religiosa burgalesa,  de las Siervas del Sagrado Corazón, hace ya mucho tiempo que comparto mi vida con la gente de Argentina y Brasil, ahora en concreto estoy en Diadema, San Pablo. Es una zona con mucha vida, que desea crecer y encontrar posibilidades, allí estamos colaborando y dando lo mejor de nosotras, en concreto aquí os pongo una foto de algunos niños y madres con quienes compartimos muchas cosas.

            Un mensaje para todos los que estáis empeñados en llevar el amor de Dios a todos los corazones, que nada de lo que pueda acontecer en nuestras vidas nos quite ese deseo de llevar la felicidad a los otros, porque antes la hemos encontrado nosotros en Jesus.
                                                           
  Un abrazo grande y feliz 2014."