La Historia tiene premio en Europa

La burgalesa María Barriuso recibe un accésit por una investigación sobre un religioso de Santa Cruz de Juarros que emigró a Perú


Burgalés en el país de los incas es el título del trabajo de investigación al que la adolescente burgalesa María Barriuso Ortega, de 15 años, dedicó un mes este verano con el objetivo de presentarlo al concurso europeo de historia para jóvenes Eustory, en el que ha resultado premiada con un accésit de 200 euros. El premio también reconoce con 100 euros la labor de su tutora, la profesora Altamira Alicia López Gallego.

Barriuso, que en el momento de presentar el trabajo acababa de terminar 4º de la ESO en el Virgen de la Rosa, explica que decidió participar en el certamen porque siempre le gustó la historia y porque al leer las bases creyó que tenía posibilidades. La octava edición de Eustory solo planteaba a los aspirantes de los 26 países en los que se celebra que el tema a desarrollar tenía que ver con América. Barriuso empezó a darle vueltas y, cuando se lo comentó a su profesor de pintura, Alfonso Cid, encontró la clave. «Él me habló de un tío suyo que se marchó de Santa Cruz de Juarros a Perú en los años treinta como misionero y llegó a hacerse importante», explica la joven, destacando que terminó de decidirse cuando supo que el sacerdote «decidió marcharse de Burgos a Perú con solo 16 años sin avisar a nadie, ni siquiera a su familia, y acabó relacionándose con gente poderosa en Perú e, incluso, llegó a recibir una condecoración por su trabajo allí».

Ese religioso se llamaba Agapito Bernabé Ávila, aunque al tomar los votos como franciscano recibió el nombre de Pablo y tanto en su entorno como en la prensa burgalesa de la época se le conocía como el padre Bernabé. La galardonada cuenta que se instaló en una de las zonas más deprimidas del Puerto del Callao y desarrolló una intensa actividad, sobre la que Barriuso destaca que «fundó una parroquia, varias asociaciones, fue abad y dio clases a niños que querían estudiar».

El jurado ha valorado que la burgalesa no solo ha retratado la vida del religioso, sino también la situación de Perú entre los años 1932 y 1973. Asimismo, considera destacable que entrevistara al sobrino nieto del religioso y que se desplazara a su localidad natal. Los premios se entregaron a finales de septiembre en Ronda y los ganadores tienen opciones de asistir a un encuentro temático en una ciudad europea.

(Artículo publicado en Diario de Burgos día 20 de octubre de 2015)